Cavitación

La cavitación es una tecnología que  consiste en la aplicación de ultrasonidos a baja frecuencia a través de la piel mediante equipos especialmente diseñados para esta función.

Al penetrar a través de la piel los ultrasonidos generan micro burbujas en el interior de las células adiposas conocidas con el nombre de ‘adipocitos’ o ‘células grasas’. Cuando estás micro burbujas implosionan, rompen las células grasas de tal manera que se consigue romper tejido graso para así hacerlo líquido y que sea eliminado a través de la orina  y/o del sistema linfático.

Entre sesión y sesión deberá de haber al menos 72 horas de diferencia, que es el tiempo que suele tardar el cuerpo en eliminar la grasa extraída.

Conviene beber antes y después de cada sesión entre un litro y medio y dos litros de agua para ayudar al cuerpo a eliminar grasa mediante la orina. También se aconseja llevar una dieta equilibrada baja en grasas.